Proyecto Chileno - Suizo para eficiencia hídrica | Corresponsables.com Chile
ISO 26000:
 Derechos Humanos
Grupos de interés:
 Grandes empresas,  Tercer sector
Sectores:
 Distribución y Gran Consumo

Proyecto Chileno - Suizo para eficiencia hídrica

Mediante 34 proyectos ejecutados por 10 empresas del sector privado desde el 2013, el proyecto Suizagua Chile ha logrado ahorros de más de 300.000 metros cúbicos de agua anuales, lo que equivale al consumo diario de más de 2 millones de personas

20-05-2019
Escucha esta página utilizando ReadSpeaker

En el marco de Water Congress 2019, Fundación Chile y la iniciativa El Agua Nos Une del Proyecto Suizagua América Latina, desarrollaron el Seminario “Huella del Agua, un modelo más sostenible del recurso hídrico”.

En la instancia quedó de manifiesto la necesidad de avanzar hacia nuevas formas de gestión del agua en Chile, el único país de américa latina clasificado con el mayor  riesgo de escasez hídrica al año 2040, según el Instituto Mundial de Recursos y el número diez más afectado por el Cambio Climático a nivel mundial.

Andrés Pesce, Gerente de Sustentabilidad y Nuevos Negocios de Fundación Chile, manifestó que Es imperativo encontrar nuevos modelos de crecimiento capaces de desacoplarse de recursos finitos y del impacto del cambio climático. Esperamos aportar una mirada nueva que intente abordar el problema del agua; no hay una solución única, sino un conjunto de medidas en eficiencia energética, conservación y gestión”.

Innovador modelo de gestión hídrica en el sector privado

El proyecto SuizAgua Andina Chile ha trabajado en la incorporación de la empresa privada al problema hídrico a nivel territorial, donde enmarca su área de influencia. La Responsabilidad Social Empresarial (RSE)  contempla una mirada estratégica del entorno, con un concepto “ganador- ganador”, lo cual se ha denominado RSEAgua.  Además, ha promovido la Evaluación de Huella del Agua a través de la metodología ISO 14.046,  un indicador que determina el volumen físico de agua que es requerido para los diferentes procesos productivos y evaluar el impacto de los mismos en el territorio en que se encuentran.

Durante el seminario la iniciativa presentó sus resultados, los que contemplan 34 proyectos ejecutados por 10 empresas del sector privado desde 2013, logrando ahorros de más de 300.000 m3 de agua anuales, lo que equivale al consumo diario de más de 2 millones de personas.

Claudia Galleguillos, Líder de Estrategias Hídricas de Fundación Chile, destacó que “La empresa tiene el rol de sostener sus propios procesos y velar por una debida gestión del agua, suponiendo un cambio de paradigma en sustentabilidad y desarrollo. La mirada interna contempla la medición y puntos clave donde hay mayor gasto de agua para ejecutar planes de acción. Pero las medidas de eficiencia no son suficientes si no se trabaja a nivel territorial, con otras empresas y comunidades. Eso hace sostenible el desarrollo”.

En la instancia se presentaron los casos de éxito de Polpaico, quienes implementaron en la Comuna de Til Til  un sistema de tratamiento de aguas servidas para generación de agua apta para riego, lo que permitió el desarrollo de diversos proyectos de emprendimiento y mejora de calidad de vida para la comunidad.
Por su parte, Gonzalo Bachelet, Gerente General de Minuto Verde, destacó la importancia de ubicar la sustentabilidad como centro de la estrategia de negocios.

Desde el extranjero, presentó Leslie Sarná, Gerente General de la Irrigadora Cerro Prieto en Perú, quién relató la exitosa experiencia de la obtención del Certificado Azul, modelo de incentivo público privado para la eficiencia hídrica llevado a cabo en el vecino país.

En un panel moderado por Ulrike Broschek, Líder de Escenarios Hídricos 2030 de Fundación Chile, se debatió junto a actores relevantes de la industria y la academia sobre  los desafíos que enfrentan los tomadores de decisión y desarrolladores de políticas públicas, así como el sector privado.

 Foco en el sector agroalimentario

El sector agrícola consume cerca del 87% del agua en Chile, genera el 12% de los empleos del país y a la vez, es uno de los sectores más vulnerables frente al cambio climático. Es por ello, que se plantea como un foco estratégico para trabajar en eficiencia hídrica y reducir la brecha de agua que existe en el país. El  proyecto Suizagua Chile ha puesto gran parte de sus esfuerzos en eficientar el uso de agua a través del sector agroindustrial, donde la intervención apunta a los proveedores o agricultores, como primer eslabón de la cadena y principales consumidores de agua. 

Ambrosio Giovanolo, subdirector de operaciones de la Agencia Sustentabilidad y Cambio Climático, señaló que “se manifiesta en el sector agrícola una creciente preocupación por la adaptación al cambio climático. En políticas públicas se ve una clara meta en materia de mitigación, pero no así en adaptación”.

Por su parte, Carlos Descourvières, gerente de desarrollo de Chilealimentos, destacó que “Hace más de 10 años comenzamos trabajando la huella de agua. Esta es una herramienta potentísima para enfrentar problemas de forma asociativa y en conjunto con el sector público. El desafío está en cómo integrar a proveedores agrícolas y agricultores para implementar sistemas más eficientes y mejorar los indicadores en el uso de agua”.

Felipe de la Hoz, Director Centro del Agua para la Agricultura de la Universidad de Concepción, destacó que “la tarea está en analizar la distribución y la gestión del recurso hídrico. Hay que ver cómo satisfacer la demanda del cultivo en el momento preciso y para ello hay que fortalecer el acompañamiento en el proceso de adaptación tecnológica”.

Finalmente, Alejandro Conza, representante de la ONG Agua Limpia Perú, destacó que “Hemos sido testigos del creciente interés de varios sectores por el uso eficiente del agua, dado que afecta a negocios vulnerables como la agroindustria, y va más allá del impacto ambiental y socio-económico. El Agua nos Une hizo tangible el uso visible y no visible del agua y puso en acción un compromiso reductivo, llamando al sector privado a salir de sus fronteras y mirar a los proveedores”.