Ver nuestros canales de comunicación
Selecciona tu edición de Corresponsables:ESMXCHCOECARPE
20 septiembre 2017, 3:50
Actualidad

“El diálogo permanente es fundamental con las comunidades vecinas”

11 Mayo 2017

Gabriel Méndez - gerente de Asuntos Corporativos y Sustentabilidad

Como empresa pública, ENAP busca encarar los desafíos que enfrenta en términos de legitimidad social y ambiental.

¿Qué significa para ENAP la entrega del galardón por la creación de la Dirección de Gestión de Terceros?

El galardón es un reconocimiento importante respecto del esfuerzo que ha intentado hacer ENAP durante los últimos años. Esto, tanto en términos de cubrir las brechas de gestión en materia de sostenibilidad y de desarrollar programas que tengan una buena gestión de integración de todos nuestros colaboradores.

ENAP está adscrito al Pacto Global, lo que se traduce en hacer esfuerzos concretos como empresa pública tanto en incorporar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, como en  desarrollar  planes que mitiguen nuestros impactos en las personas que de una u otra forma se relacionan con la empresa, sean estos sus trabajadores, los contratistas, consumidores o las comunidades aledañas. Por lo tanto, que Pacto Global haya reconocido lo que hacemos en Gestión de Terceros muestra que estamos tomando acciones que funcionan y que debemos seguir profundizando.

 

¿En qué consiste el programa Gestión de Terceros?

ENAP busca hacer una gestión lo más responsable y eficiente posible para sus propios trabajadores, como también, con los colaboradores contratistas. El 60% de los trabajadores de ENAP son contratistas, mientras el resto es personal propio. Para nosotros como empresa, todos son fundamentales para el desarrollo diario.

Por esta razón, se organizó una Dirección de Gestión de Terceros que busca monitorear  e influir en la gestión laboral de las empresas contratistas, contribuyendo a crear relaciones laborales equilibradas, que permitan el crecimiento desarrollo de las trabajadoras y los trabajadores, junto al cumplimiento de los objetivos estratégicos de la empresa.  El trabajo que allí se realiza se inspira en los conceptos de Trabajo Decente y Diálogo Social establecidos por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la ISO 26.000 de Responsabilidad Social y un estilo de relacionamiento con las organizaciones sindicales basado en el diálogo permanente. En ese proceso se construye información compartida, por ejemplo, de hacia dónde va la empresa, además de conocer las necesidades, requerimientos y desafíos que tienen los contratistas.

En este sentido también se han desarrollado iniciativas relacionadas entre otras con abordar estándares contractuales en materia laboral, capacitación, certificación de competencias laborales o el programa “Queremos Conocerte” que busca conocer las necesidades de cada uno de los trabajadores contratistas y establecer programas que se hagan cargo de ellas. Este modelo pretende mantener una gestión social pacífica y constructiva, buscando un mejor futuro tanto para los resultados de la compañía como para la calidad de vida de todos los trabajadores.

 

¿Por qué la ENAP decidió integrarse al Pacto Global?

Esta integración se inició en el momento en que ENAP comenzó con el Reporte de Sustentabilidad. Allí se decidió hacer la gestión de reportes e incorporarse para fortalecer algo tan importante como la responsabilidad social. ENAP es consciente que la buena gestión de una empresa no tiene que ver solo con sus resultados financieros, sino también con su sostenibilidad. Nuestra empresa tenía mucho por mejorar, y para eso tuvimos que crear las instancias para escuchar y luego crear las herramientas para solucionar las brechas detectadas. ENAP busca ser una empresa estatal modelo y estratégica para el desarrollo energético del país, y para eso debe estar en la vanguardia.

 

¿ENAP dispone de algún modelo de RSE establecido?

Actualmente, estamos realizando el Reporte de Sostenibilidad bajo el estándar de GRI 4, reportando los indicadores que reflejan nuestra política de sostenibilidad. ENAP tuvo por primera vez una política de sustentabilidad el año 2014, la cual fue actualizada a finales del año pasado. Se han incorporado dimensiones que nos parecían muy necesarias de acuerdo a la estrategia y el plan de negocios que está llevando a cabo la compañía. Además contamos con una estrategia clara de relacionamiento con comunidades, validada con nuestros vecinos.

 

¿Cuáles serían los focos o lineamientos principales?

La Política de Sostenibilidad está compuesta por cuatro ejes. El primero tiene relación con los Grupos de Interés, entendiendo por ello stakeholders y comunidades. El segundo es una dedicación específica al ámbito medioambiental, donde buscamos hacernos cargo de los impactos: reducirlos, aminorarlos y mitigarlos. El tercer eje tiene que ver con la gestión integrada de todos los procesos y sistemas, los que están integrados transversalmente a lo largo de las cadenas de operaciones y procesos de ENAP. Finalmente, el cuarto eje trata sobre los Derechos Humanos dentro de la compañía e incluye trabajo digno, transparencia y ética, y no discriminación e inclusión, entre otros.

Asimismo, de esta Política se desprenden una serie de estrategias específicas que establecen cuáles son los estándares, los objetivos, y las acciones en cada uno de esos ámbitos. Por ejemplo, existen estrategias y estándares medio ambientales de operación y relacionamiento con las comunidades que buscan mantener un diálogo abierto y transparente de manera continua, y que esto se replique de forma transversal dentro de la compañía.

Todo lo que hagamos en relacionamiento con nuestros stakeholders y comunidades debe realizarse en la base del principio de beneficio mutuo, de la construcción de un futuro común, y de lógicas de valor compartido.

 

¿Cuáles son sus planes y programas en materia de RSE para este 2017?

Entre los distintos programas y acciones, destacaría el proyecto “Principio Nueva Era” en ENAP Refinería Aconcagua, y el programa “Hualpén Suma” en ENAP Refinería Bío Bío. Se trata de dos programas de relacionamiento comunitario basados en la construcción de confianzas, y que se hacen cargo de las brechas que ENAP haya tenido en las relaciones comunitarias en los últimos años. De esta manera, buscamos reconocer nuestros errores y compromisos incumplidos, para así realizar acciones de manera transparente y de beneficio común. Por ejemplo, en el programa “Hualpén Suma”, se está trabajando junto con la comunidad vecina y las autoridades regionales en su relocalización. Para ello, se trabajó en conjunto con las familias, a la vez que se generaron programas activos de gestión ambiental y social para para mejorar la calidad de vida de esos vecinos.

 

¿Cómo comunican sus avances, programas u otros en materia de RSE a sus partes interesadas?

El principal instrumento es el Reporte de Sostenibilidad. Junto con ello, hay múltiples espacios de diálogo constante que incluyen foros, asamblea y reuniones directas constantemente. Por ejemplo, en Concón existe un consejo ciudadano formado por alrededor de 20 líderes locales, que velan por la transparencia de la información entregada, hacen monitoreos ambientales participativos, y nos orientan respecto de sus necesidades, entre otros. Por otra parte, hemos desarrollado la aplicación móvil “ENAP contigo”, donde informamos qué se está haciendo y los vecinos pueden preguntar, opinar y subir avisos. Además, se hace cargo de las contingencias, incidentes o emergencias que están sucediendo o que pueden ocurrir, y se les responde por medio de la misma aplicación. Se trata de un chat abierto y accesible para todos. Además, disponemos de otras vías de comunicación como la entrega de folletos, boletines y publicaciones en los medios locales, entre otros.

 

¿Cómo observan la RSE en el sector de las empresas petroleras?

Las empresas cada vez toman más conciencia que la sostenibilidad debe estar integrada en su gestión. Hace unos años cualquier proyecto de una empresa, acción o inversión era una ecuación simple: había que contar con el recurso humano, los materiales, y los  permisos correspondientes. Hoy día eso no es suficiente, ya que es necesario obtener la licencia socioambiental para operar. Las empresas están integrando cómo pueden aportar a la rentabilidad social de las comunidades donde se insertan.

Esto ya es un hecho, y hay empresas que se han ido preparando mucho antes de ENAP para  hacerse cargo de esta realidad. En los últimos años, y después de atravesar crisis que nos obligaron a repensar nuestra gestión, podemos decir que ENAP ha aprendido la lección.

 

Como empresa estatal, ¿qué desafíos destacaría?  

Desde la perspectiva de las empresas estatales, existe un desafío en términos de cómo sistematizamos, organizamos y hacemos más evidente el trabajo realizado hasta el momento de manera de darle continuidad en el tiempo. Además, debemos seguir avanzando en hacernos cargo de los desafíos existentes, y de revisar cómo construimos una relación de confianza con nuestras comunidades vecinas. Es importante definir cómo las empresas estatales se hacen cargo de jugar un rol estratégico en términos del desarrollo productivo del país.

 

¿Cuáles son los principales retos de la RSE en Chile?

Hay tres desafíos que se delinean como los principales. El primero, es el cuestionamiento que existe respecto de los proyectos de inversión en general, sobre todo respecto de cómo se insertan en el territorio y cómo se relacionan con sus comunidades vecinas. Para eso, la filantropía hace rato que se quedó corta. Segundo, hoy las exigencias en materia de sustentabilidad no solo tienen relación con el impacto de las compañías, sino también con aspectos que guardan relación con el cambio climático. Tercero, existen desafíos en aspectos relacionados con los derechos humanos en las empresas. En este sentido, hoy es relevante preocuparse de aspectos como el trabajo digno, la inclusión laboral, la igualdad de género, y evitar la discriminación ante cualquier condición, entre otros aspectos.

 

¿Cuáles son los retos de la RSE en Latinoamérica?

A nivel latinoamericano existen retos respecto de cómo generamos modelos de crecimiento que mejoren la calidad de vida de las personas, teniendo en cuenta a la vez el cuidado de nuestros recursos naturales. Otro desafío relevante para el continente es avanzar en modelos que integren el aporte que empresas, gobiernos y ciudadanos pueden realizar. Hoy los problemas son complejos y requieren soluciones integradas y en múltiples niveles. Para eso, todavía falta prepararnos.  


 

Categoría: 
COMENTARIOS
No hay comentarios. Sé el primero en comentar.
Debes estar conectado o registrado para enviar comentarios.

Corresponsables en la Red

CorresponsablesTV

Corresponsables-Teleamiga ODS 7. Energía asequible y no contaminante

El twitter de Corresponsables

Agenda / Eventos

No hay próximos eventos

Encuesta

¿Con qué estándar piensa tu organización elaborar su próximo Informe de Sostenibilidad?: