“La educación financiera, clave para que se produzcan decisiones de inversión responsables" | Corresponsables.com Chile
ISO 26000:
 Gobernanza

“La educación financiera, clave para que se produzcan decisiones de inversión responsables"

12-06-2018
Lucٕy Pamboukdjian, gerente Comercial de la Bolsa de Comercio de Santiago
Escucha esta página utilizando ReadSpeaker

Corresponsables Chile entrevistó a la Gerente Comercial de la Bolsa de Comercio de Santiago, Lucy Pamboukdjian, quien habló sobre el rol que cumple el centro de transacción de valores en la promoción de instrumentos de finanzas sostenibles.

Con más de 20 años de experiencia laboral en el mercado bursátil de Brasil, Lucy aterrizó en Chile en 2015 para crear y dirigir la Gerencia Comercial de la Bolsa de Comercio de Santiago.

La iniciativa, enmarcada en el proceso de modernización y desmutualización que inició el directorio, instaló en la Bolsa de Comercio la agenda de asuntos Ambientales, Sociales y de Gobierno Corporativo (ASG). Lucy nos cuenta a continuación los principales avances y desafíos de la Bolsa en dichas materias.

¿Cuáles son los principales objetivos de la Bolsa de Comercio en materia de sostenibilidad?

Para la Bolsa de Comercio de Santiago, la sostenibilidad es un objetivo clave para el funcionamiento y el desarrollo del mercado. Entendemos la sostenibilidad como un concepto que incorpora las áreas de acción ASG en el mundo empresarial. Nosotros vemos los temas ASG como focos de atención que contribuyen a la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) del mercado y que podemos promover con todos nuestros stakeholders.

Nosotros queremos incentivar al sector empresarial en Chile, especialmente a las empresas que están listadas en la Bolsa, a adherir a nuestras buenas prácticas en materia ASG con el fin de preservar el negocio empresarial y promover el crecimiento del mercado de capitales.

Para hacer esto, la Bolsa de Comercio practica lo que predica. Hoy en día, la Bolsa de Santiago forma parte de Pacto Global desde 2017 y publica sus reportes de sostenibilidad según estándares GRI-4.

Asimismo, participamos de varios foros internacionales sobre asuntos ASG en entornos bursátiles. También producimos información sobre modelos de negocios que nos gustaría que las empresas adoptaran.

De esta manera, tomando en cuenta todas estas iniciativas, lo que la Bolsa busca es que nuestros grupos de interés conozcan la sostenibilidad y adopten herramientas bajo esta línea para desarrollarse en el mercado en el que operan. La realidad de la empresa ya no se limita solo a empleadores y empleados. Toda la red de proveedores, clientes y partes interesadas es parte de lo que transforma a la empresa en sostenible.

¿Cuándo y cómo surgió la preocupación por los temas ASG en la Bolsa de Comercio?

Desde el año 2013, el directorio de la Bolsa hace un llamado a los emisores a mejorar sus prácticas empresariales de gobierno corporativo y con eso dar más difusión. Este diagnóstico nos llevó en 2014 a hacer un movimiento hacia el gobierno corporativo como tópico de interés bursátil, lo cual dio inició a los temas ASG en la Bolsa. En el mundo ya existían recomendaciones sobre buenas prácticas en materia corporativa y luego de explorar algunas iniciativas internacionales, la Bolsa propuso en 2015 Recomendaciones de Transparencia y Gobierno Corporativo.

Las recomendaciones son de carácter voluntario y no buscan imponer modelos o paradigmas a las empresas. Sin embargo, nosotros destacamos a aquellas compañías que adhieran a nuestras recomendaciones, especialmente las empresas IPSA.

¿Cómo promueve la Bolsa la implementación de las nueve recomendaciones?

La Bolsa promueve la implementación de las recomendaciones a través de la práctica diaria. Por ejemplo, todas las personas pueden tener acciones de la Bolsa, ya que somos una empresa listada como las demás. Actualmente, nuestro directorio está formado en gran parte por directores no vinculados a los corredores de la Bolsa, quienes antiguamente eran los dueños de la Bolsa. Por otra parte, la Gerencia Comercial creó en el segundo semestre de 2015 un área dedicada a la relación con los emisores y la promoción de buenas prácticas en sus respectivos mundos empresariales.

Las experiencias que derivan de esta iniciativa nos han llevado a agregar progresivamente temas medioambientales y sociales a nuestra agenda. Por ejemplo, a finales de 2015, la Bolsa lanzó el Dow Jones Sustainability Index para Chile y la Guía de Reportería Sostenible, instrumentos que buscan materializar la sostenibilidad en conjunto con nuestras partes interesadas.

En los últimos meses, la Bolsa de Comercio de Santiago se ha destacado por ser escenario de la emisión de bonos verdes y sociales, iniciativas que buscan instalar una nueva mirada sobre cómo gestionar las finanzas sostenibles. Hasta el momento, Aguas Andinas y Banco Estado han sido los únicos emisores de bonos verdes y sociales, respectivamente. ¿Nos puedes contar cómo surgieron estas herramientas de inversión?

Chile tiene una posición única en el mundo porque somos un mercado donde la renta fija pública y el bono corporativo se tranza en la Bolsa a través de un sistema transparente y donde todo el mercado tiene acceso –de hecho, somos la Bolsa número uno en negociación de bonos en América Latina. Las transacciones no son negociaciones over-the-counter (OTC) o bilaterales como sucede en otras partes del mundo.

Con esta lectura en mente, nosotros estudiamos la factibilidad de los bonos verdes y sociales en Chile y decidimos incorporarlos a nuestra visión de sostenibilidad como instrumentos financieros que permiten el cumplimiento de criterios ASG. Cuando estudiamos la posibilidad de inscribir este tipo de bonos, ya existía en el ambiente nacional un debate incipiente entre empresarios e inversionistas sobre las finanzas sostenibles. Por otra parte, la normativa sobre emisión de bonos ya era lo suficientemente ordenada cuando decidimos sumarnos a la tendencia de bonos verdes.

La Superintendencia de Valores y Seguros (actual Comisión de Mercados Financieros – CMF) consideró en su momento que la emisión de los bonos verdes, bajo las características que nosotros propusimos , no necesitaba regulaciones adicionales porque la normativa existente era atingente a lo que se estaba proponiendo. En este sentido, la creación del proyecto de bonos verdes y sociales fue bastante expedito, lo que permitió su inclusión rápida y oportuna en nuestra agenda de asuntos ASG. Los bonos sociales se fueron incorporando al proyecto de bonos verdes y hoy tenemos ambos en el mercado.

¿Con qué actores se han asociado para poner en marcha los bonos verdes y sociales?

Todos nuestros stakeholders han formado parte de la puesta en marcha de los bonos verdes y sociales. Hemos trabajado estrechamente con reguladores, terceros verificadores y potenciales emisores. Por ejemplo, con respecto a los bonos verdes, coordinamos esfuerzos con el Climate Bonds Initiative para diseñar instrumentos de emisión y verificación de bonos verdes. Asimismo, el Corporate Leaders Group for Climate Change en Chile ha tenido un papel importante en impulsar ese tipo de instrumento financiero entre empresarios comprometidos con el medio ambiente.

¿Cómo ha reaccionado el mercado frente a la emisión de los bonos verdes y sociales que cotizan en la Bolsa?

En general, la recepción del mercado ha sido muy buena. A veces uno puede encontrar un poco de escepticismo en algunos sectores financieros porque no perciben una demanda concreta de bonos verdes o sociales por parte de inversionistas. Esto es un desafío que debemos afrontar porque la ciudadanía actualmente demanda inversiones sostenibles. Por ejemplo, los bonos que emitieron Aguas Andinas y Banco Estado fueron completamente cubiertos por la demanda de inversionistas institucionales chilenos, tales como compañías de seguros, AFPs y otros inversionistas locales que compraron esos instrumentos. Esto significa que hay demanda desde sus clientes en materia social o medioambiental.

En este sentido, hay espacio para impulsar la educación financiera a nivel de mercado para que se produzcan decisiones de inversión responsables por todos. Lo ideal es que los bonos verdes y sociales maduren con el paso de los años y llamen la atención por su rentabilidad en el largo plazo.

¿Cuáles son los principales desafíos que debe enfrentar la Bolsa de Comercio de Santiago para potenciar los temas ASG?

Estamos impulsando esta discusión con los principales actores asociados a la Bolsa y el mercado. Una de las cosas más importantes que vamos a hacer pronto es la creación de un Comité de Investor Relations.

Dentro de la agenda de este grupo, vamos a plantear la discusión sobre sostenibilidad. Abordaremos temas de transparencia, gobierno corporativo, medioambiente y desarrollo social. También seguiremos impulsando la penetración de bonos verdes y sociales en Chile.

Estamos hablando con potenciales nuevos emisores que quieren desarrollar, por ejemplo, fuentes de energías fotovoltaicas o transformar su matriz de transporte convencional a una matiz eficiente y amigable con el medioambiente, o invertir en proyectos que generen resultados socioeconómicos positivos para un determinado segmento de la población. Nosotros confiamos que nuestro liderazgo a nivel nacional y latinoamericano nos lleve a consolidar nuestros objetivos en materia ASG.

*ESTA ENTREVISTA FORMA PARTE DE UNA SERIE QUE SE REALIZÓ A PANELISTAS QUE PARTICIPARON DEL SEMINARIO "AVANCE DE LAS FINANZAS SOSTENIBLES"*
------
Si quieres conocer más sobre los objetivos y actividades de la Bolsa de Comercio de Santiago, accede a su sitio web aquí.

Entrevista realizada por Felipe Crowhurst.

Comentarios