La inseguridad alimentaria acelera la inmigración mundial | Corresponsables.com Chile

La inseguridad alimentaria acelera la inmigración mundial

09-05-2017

En el informe de WFP se observa que cada aumento del porcentaje de inseguridad alimentaria de una población se traduce en un 1,9 por ciento más de personas que migran. Además, un 0,4 por ciento más de personas huyen de un país por cada año adicional de conflicto. Esto significa que un país con crecientes niveles de inseguridad alimentaria y conflicto experimentará una mayor migración al exterior.

El Programa Mundial de Alimentos de la ONU también ha observado que la inseguridad alimentaria, que golpea a cerca de 37 países, es  una importante causa de la incidencia, e intensidad, del conflicto armado. Una vez que el migrante ha comenzado su camino, la falta de empleo junto con el poco o ningún acceso a los alimentos y a otro tipo de asistencia humanitaria son factores clave que obligan a las personas a seguir desplazándose. Además, las personas desean reducir su inseguridad alimentaria a través de la migración, y la migración en sí puede causar inseguridad alimentaria debido a los costes y las condiciones precarias que suelen encontrarse a lo largo del camino.

“Estamos haciendo todo lo posible para ocuparnos de los refugiados que pasan hambre o sufren hambruna en el mundo”, dijo David Beasley, director ejecutivo de WFP. “Si entendemos la dinámica que obliga a estas personas a desplazarse, podremos abordar mejor los factores de la migración forzada y podremos saber qué se debe hacer para acabar con su sufrimiento”, añadió Beasley.

Poner freno a la inseguridad alimentaria

El informe de la WFP recomienda a la comunidad internacional invertir en seguridad alimentaria y medios de vida en las localidades natales de las personas o cerca de estas. De esta manera, se podrían prevenir más desplazamientos, reducir migración forzada en adelante, ofrecer intervenciones humanitarias más rentables y obtener mejores beneficios socioeconómicos ahora y a largo plazo.

El informe, además de recomendaciones, también recoge el testimonio de personas desplazadas que, a menudo, no quieren salir de sus hogares, e intentan quedarse lo más cerca posible de sus localidades natales. En este sentido, casi todos los sirios que han formado parte de este estudio reconocieron que desean volver a su país si la situación se estabiliza y prevalece la seguridad.