Los Derechos Humanos y Empresa según el Pacto Mundial de las Naciones Unidas | Corresponsables.com Chile

Los Derechos Humanos y Empresa según el Pacto Mundial de las Naciones Unidas

01-03-2017
Jessica Pons, Red de Asociaciones y Nuevos Proyectos Fundación Grupo México

Según UN Global Compact, El Pacto Mundial de Naciones Unidas (Global Compact), es una iniciativa internacional que promueve implementar 10 Principios Universalmente aceptados para promover la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) en las áreas de Derechos Humanos y Empresa, Normas Laborales, Medio Ambiente y Lucha contra la Corrupción en las actividades y la estrategia de negocio de las empresas. Con más 13,000 entidades firmantes en más de 145 países, es la mayor iniciativa voluntaria de Responsabilidad Social Empresarial en el mundo.

El Pacto Mundial es un marco práctico para desarrollar, implantar y divulgar políticas y prácticas de sostenibilidad empresarial, ofreciendo a sus firmantes una amplia gama de recursos y herramientas de gestión para ayudarles a implementar modelos de negocio y desarrollo sostenible.

Uno de los principios Universales del  Pacto Mundial que merece poner atención, es el referente a Los Derechos Humanos y Empresa, aunque es deber del Gobierno y demás instituciones nacionales e internacionales, el difundir  y proteger los derechos humanos y estándares sociales, las empresas también tienen la obligación de comportarse de manera socialmente responsable y vigilar la protección de los mismos a través de lineamientos  internos que den a conocer en qué consisten ya que el reconocimiento de éstos facilitará entre los empleados la sensibilización y la toma de conciencia de su responsabilidad y papel en materia de derechos humanos.

Lo anterior, no solamente porque la sociedad lo requiere, sino porque forma parte de una base sólida y segura para su estabilidad teniendo así mayor  impacto en sus acciones.

Sin embargo, ¿cuál es la relación entre la RSE y los Derechos Humanos (DH)?La respuesta es simple, existe una complementariedad entre las Empresas y los DH. Si hablamos del derecho a la libertad de expresión, el derecho a la alimentación, de asociación, entre otros, estos deben de estar vigentes y protegidos para que existan las condiciones sociales adecuadas y lograr así tener un  desarrollo sostenible. Si no existen estos derechos o se encuentran violentados, no podemos contar con los elementos necesarios y bases para que se logre generar un desarrollo sostenible en las comunidades o lugares donde se impacte la labor social de la Empresa.

Es decir, el desarrollo sostenible, solo es posible si los individuos pueden ejercer ciertos derechos y libertades básicas, por lo que las acciones responsables de las empresas se verán ligadas con el respeto y exigencia de estos derechos.

El rol de las empresas (firmantes o no del Pacto Global) es el de respetar los derechos humanos, contar con instituciones sólidas y lineamientos definidos de un comportamiento responsable -por parte de las empresas- para que procedan con la debida diligencia  y pongan en práctica mecanismos de evaluación ante la posible vulneración de los derechos humanos así como sistemas de remediación, para aquellos casos en donde la violación o vulneración haya ocurrido.

En conclusión, la responsabilidad social empresarial representa un modelo de gestión esencialmente humano, que establece una relación sólida y sostenible con el entorno social y con el medio ambiente, gestión que se facilita con la adhesión de las empresas al Pacto Mundial de las Naciones Unidas.

Acciones que debe de llevar la Empresa en miras de proteger los Derechos Humanos según el Pacto Mundial:

  • Apoyar y respetar la protección de los derechos humanos proclamados en el ámbito internacional
  • Asegurarse de no ser cómplices en abusos a los derechos humanos;
  • Respetar la normativa laboral individual y colectiva, incluyendo la libertad de asociación y el reconocimiento efectivo del derecho a la negociación colectiva;
  • Eliminar todas las formas de trabajo forzoso u obligatorio;
  • Abolir de forma efectiva el trabajo infantil;
  • Eliminar la discriminación con respecto al empleo y la ocupación;
  • Apoyar los métodos preventivos con respecto a problemas ambientales;
  • Adoptar iniciativas para promover una mayor responsabilidad ambiental;
  • Fomentar el desarrollo y la difusión de tecnologías inofensivas para el medio ambiente;
  • Trabajar contra la corrupción en todas sus formas, incluyendo la extorsión y el soborno.

Los Derechos Humanos y empresa es un gran desafío. Ante todo, entender que respetar los derechos humanos por parte de las empresas es asumir que hoy estos derechos son parte de la relación que las empresas establecen con sus grupos de interés y, que incorporarlos en sus acciones y estrategias, les asegura mejores posibilidades de convivencia e impacto social.