“Chile tiene condiciones para generar y atraer inversiones verdes que dinamicen la economía del futuro” | Corresponsables.com Chile
ISO 26000:
 Medio Ambiente
Grupos de interés:
 Grandes empresas

“Chile tiene condiciones para generar y atraer inversiones verdes que dinamicen la economía del futuro”

02-05-2018
Escucha esta página utilizando ReadSpeaker

Corresponsables Chile entrevistó a la Directora Ejecutiva de CLG Chile, Marina Hermosilla, quien habló sobre el papel que cumplen los bonos verdes y sociales en la transición hacia una economía baja en carbono.

Cuéntanos de qué se trata CLG Chile y cuáles son sus principales objetivos

CLG Chile es una red que reúne a líderes empresariales contra el cambio climático. Las empresas que forman parte de esta iniciativa son Aguas Andinas, Alessandri Abogados, Arauco, CMPC, Coca Cola Chile, Codelco, Colbún, Collahuasi, Enaex, ENEL, Engie, HSBC, Mainstream, Melón, Poch, Sodimac, Statkraft y Viña Concha y Toro.

Nuestro principal objetivo es impulsar modelos de negocio que sean compatibles con la principal meta del Acuerdo de París: estabilizar el calentamiento promedio del planeta en 2 grados Celsius como máximo.

Podemos lograr esto si mantenemos una trayectoria global de emisiones que no supere el trillón de toneladas de carbono antropogénico al año. Los bonos verdes, sin lugar a dudas, están llamados a jugar un rol relevante en el cumplimiento de este objetivo.

Seguramente hay personas que no conocen aún el funcionamiento e impacto de los bonos verdes ¿Nos pueden contar cómo funcionan estos mecanismos de financiamiento sustentable y de qué forman contribuyen a la mitigación del cambio climático?

Los bonos verdes son instrumentos de deuda como los bonos normales que se emiten actualmente en bolsa, pero con la diferencia que los dineros deben destinarse a financiar o refinanciar proyectos que estén alineados con la acción climática, ya sea para mitigación o adaptación al cambio climático. Para demostrar lo anterior, el emisor (la empresa que quiere hacer la inversión) solicita a un tercero verificador que certifique el proyecto. Con este certificado, la Bolsa de Santiago lo destaca en el listado de bonos verdes, y los inversionistas interesados en financiar este tipo de iniciativas, realizan las ofertas en un remate abierto y transparente.

El modelo de los bonos verdes que adoptó la Bolsa de Santiago es el que establece el Climate Bond Initiative (CBI) y es el que usa la Bolsa de Luxemburgo. Es decir, los criterios para definir si un proyecto está o no alineado con la acción climática, son los que están definidos por el CBI.

A su vez, los organismos verificadores están certificados por el CBI. Esto significa que el sistema que se implementó en Chile cumple con los más altos estándares, aquellos que exigen los inversionistas más exigentes para este tipo de intrumentos.

¿Como surgió la propuesta de bonos verdes y sociales en Chile? ¿Cuáles fueron los pasos que dieron para comenzar oficialmente con esta estrategia de financiamiento sostenible en el país?

Todo esto nació cuando CMPC emitió su bono verde en la Bolsa de Nueva York en marzo de 2017. Este fue el primer bono verde emitido por una empresa chilena en mercados internacionales. Producto de este hito, en CLG Chile decidimos promover la implementación de esta iniciativa en el mercado nacional.

En la medida que hacíamos las averiguaciones respectivas para evaluar la implementación de los bonos verdes y sociales en Chile, surgió un evento organizado por WWF donde se analizaron alternativas de transición hacia una economía menos intensiva en el uso de carbono. Ahí hubo una mesa de trabajo que abordó instrumentos financieros sustentables. Participé activamente en esta instancia junto a Jeannette von Wolffersdorff, integrante del directorio de la Bolsa de Comercio de Santiago.

Las dos nos quedamos el día entero en esa mesa analizando oportunidades y desafíos en materia de financiamiento verde con otros actores públicos y privados relevantes. Concluimos que había un interés creciente por parte del sector empresarial en este tipo de iniciativas. Luego Jeannette planteó la idea a José Antonio Martínez, Gerente General de la Bolsa de Comercio de Santiago, quien encomendó a su equipo estudiar la factibilidad. Nosotros como CLG acompañamos el proceso que inició la Bolsa de Santiago y hablamos con stakeholders para contribuir en el diseño de reglas sobre bonos verdes. En resumen, el proceso nos llevó a asegurar un modelo de financiamiento climático y social que cumple con los estándares del Climate Bonds Initiative y que cuenta con el respaldo de terceros verificadores.

¿Cualquier tipo de empresa puede emitir bonos verdes y sociales?

Los bonos no están restringidos a ningún tipo de empresa. La única condición es que la empresa que utilice este tipo de mecanismo financiero debe estar alineada con la construcción de una economía baja en carbono. Nuestro interés es contar con inversores nacionales o extranjeros que quieran financiar proyectos alineados con la acción climática.

¿Chile está posicionado para liderar la implementación de bonos verdes y sociales en América Latina?

Sí. Tenemos una institucionalidad pública seria y que da garantías al sector inversionista. También contamos con un sector financiero altamente desarrollado y profesional. La Bolsa de Comercio de Santiago tiene los estándares más altos de la región en conjunto con la Bolsa de Valores de Bogotá. Esta condición nos permite ser atractivos para los inversionistas que buscan seriedad y transparencia.

Asimismo, gran parte de nuestro sector privado se destaca por ser innovador y por incorporar políticas sustentables en sus estrategias de negocios. Chile tiene las condiciones para generar y atraer inversiones verdes que dinamicen nuestra economía del futuro.

¿Existen otras empresas que estén pensando en emitir bonos verdes y sociales a futuro?

La Bolsa de Comercio de Santiago está conversando con inversionistas que están interesados en emitir bonos verdes y sociales. Nosotros tenemos a Philip Hardwick, especialista en financiamiento climático, quien nos está ayudando desde Londres a conectarnos con inversionistas europeos que buscan promover economías bajas en carbono. A nivel nacional, Banco Estado emitió su primer bono social el 25 de abril de este año. Esperamos que muchas otras empresas públicas y privadas se sumen a este tipo de iniciativas de financiamiento sostenible.

-- -- -
Si deseas conocer más sobre CLG Chile y sus proyectos en materia de mitigación y adaptación al cambio climático, por favor presiona aquí.