ODS16. "Reporte No Financiero: cómo conviven SASB, GRI, CDP, TCFD y otros marcos regulatorios" | Corresponsables.com Chile

ODS16. "Reporte No Financiero: cómo conviven SASB, GRI, CDP, TCFD y otros marcos regulatorios"

Tribuna de opinión de Laragón Sustainability Solutions

23-02-2021

El reporte no financiero y de sostenibilidad se ha convertido hoy día en uno de los pilares de la gestión estratégica de las compañías, tanto en España (donde la publicación de información no financiera es una obligatoriedad para compañías de más de 500 empleados) como en el resto del mundo. 
 
Estos informes o memorias recogen información de la compañía, no solo desde un punto de vista económico, también sobre la gestión de la sostenibilidad, abarcando desde aspectos como los riesgos climáticos, hasta la contribución a los Objetivos de Desarrollo Sostenible, pasando por la gestión del talento humano y la conciliación, indicadores sociales, de buen gobierno corporativo, etc.  
 
La elaboración de un reporting anual requiere la recopilación de todo tipo de datos e indicadores sociales, medioambientales, económicos, etc. Para ello, las compañías suelen apostar por la digitalización y cuentan con soluciones de software que les ayudan a recoger y consolidar todos los datos, para luego emplearlos en sus respuestas a los distintos marcos de reporte, incluyendo controles internos de fiabilidad, verificabilidad y trazabilidad. 
 
El primer paso es analizar y poner en orden toda la información que se quiere presentar en un reporting. 

Principales estándares de reporting

La gran mayoría de las empresas se basa en estándares internacionales para elaborar sus informes de sostenibilidad. Así, los marcos regulatorios más conocidos a nivel internacional, y de los que hablaremos a lo largo del presente artículo, son:

  1. GRI
  2. CDP
  3. TCFD
  4. SASB
  5. IIRC
  6. CDSB

Si bien estos son los estándares internacionales con mayor reconocimiento, hay una amplia proliferación de iniciativas sobre reportes de sostenibilidad: en la actualidad existen cerca de 400 iniciativas de reporting en 64 países. 

Este vasto abanico de posibilidades para publicar información no financiera y de sostenibilidad hace que, para algunas compañías, su comparación y estudio resulte compleja. En este contexto, recientemente, cinco de las grandes organizaciones internacionales de referencia en los sistemas de reporte de sostenibilidad se han aliado con el propósito de crear un único estándar de reporting
 
CDP, CDSB, GRI, IIRC y SASB se han marcado el reto de crear un único modelo estándar de reporting para conectar los datos de sostenibilidad con la información financiera. De esta forma, se lograría aunar diferentes marcos regulatorios y su convivencia en el reporting. 
 
La elección de los marcos de reporte a utilizar es una decisión en la que también influyen, por ejemplo, las demandas de los grupos de interés o la información que pueda ser de más relevancia para los inversores. A continuación se muestran los principales estándares o marcos regulatorios de reporting. 

CDP (Carbon Disclosure Project)

Más enfocados en el inversor, el reporting en base a las guías de CDP facilita la recopilación de información sobre los riesgos y oportunidades relacionadas con el cambio climático y, por ende, datos relativos a la reducción de emisiones, las actuaciones corporativas para mitigar el cambio climático y reducir el impacto ambiental, etc. 

CDSB (Climate Disclosure Standards Board)

El estándar que ofrece esta organización está más enfocado a los inversores y el mercado financiero. Así, las organizaciones que abogan por integrar este marco regulatorio en sus informes anuales alinean la información ambiental y de capital natural con la información financiera. 

GRI

Esta institución de ámbito internacional fue la primera en crear un estándar mundial de lineamientos para elaborar memorias de sostenibilidad. En la actualidad es un referente y la mayor parte de las compañías y organizaciones toman como base sus guías para elaborar los informes anuales de sostenibilidad. 
 
El reporting siguiendo los estándares GRI está enfocado en los stakeholders y ofrece la oportunidad de evaluar el desempeño económico, ambiental y social de las organizaciones. 

IIRC (International Integrated Reporting Council)

IIRC ofrece directrices para el desarrollo de un modelo de informe integrado que incluya información sobre los capitales de la organización (sus recursos y relaciones) y explicar cómo es la interacción y el impacto con el torno y con los capitales con el objetivo de crear valor a corto, medio y largo plazo. 

SASB (Sustainability Accounting Standards Board)

Con el foco en reguladores e inversores, está más centrado en ofrecer información financiera y operacional de la entidad necesaria para la toma de decisiones por parte de los inversores.
 
Las normas SASB permiten reportar información sobre sostenibilidad, incorporando los criterios ESG con respecto a un amplio abanico de temas que incluyen:

  • Medio ambiente
  • Capital social
  • Capital Humano
  • Modelo de negocio e innovación
  • Liderazgo y gobernanza. 

TCFD (Task Force on Climate-related Financial Disclosures)

Las directrices del TCFD son un referente para las organizaciones que desean evaluar y reportar los impactos reales y potenciales de los riesgos y oportunidades relacionados con el clima en los negocios, la estrategia y la planificación financiera de la organización.

Las recomendaciones se centran en cuatro áreas clave que son relevantes en prácticamente todos los tipos de empresas: gobierno, estrategia, gestión de riesgos y métricas y objetivos.

Para responder a cada uno de estos aspectos, cada empresa debe analizar los temas que son relevantes para su negocio, lo que se denomina su mapa de materialidad.

En la actualidad, los diferentes marcos regulatorios conviven y tienen sus propios destinatarios. Cada empresa u organización escoge el estándar para guiar su reporte en función de sus intereses, necesidades y expectativas de los grupos de interés. De hecho, muchas organizaciones abogan por incorporar diferentes marcos regulatorios en sus informes anuales.
 
Por otra parte, también existen algunas voces que piden la unificación de los estándares a fin de proporcionar un único marco de información o reporting integrado que conecte aspectos de divulgación financiera con el reporte sobre indicadores de sostenibilidad, etc. 
 
Con todo ello, las empresas tienen la responsabilidad de hacer una divulgación de la información en materia ASG cada vez más transparente y de calidad. Los inversores ven una correlación entre la rentabilidad a largo plazo y la transparencia empresarial, por ello estar al día de las tendencias del reporting, métricas, herramientas de gestión etc. son aspectos que los responsables de estos informes deben tener en sus prioridades.
 
Si desea tener más información sobre estos temas, por favor visite www.laragon.es o contacte con Salvador Lara llamando al +34 664.473.524 o por email: salvador.lara@laragon.es