ESG para un futuro más circular, inclusivo y sostenible | Corresponsables.com Chile
ISO 26000:
 Medio Ambiente
Grupos de interés:
 Grandes empresas
Sectores:
 Recursos Humanos

ESG para un futuro más circular, inclusivo y sostenible

La lucha contra el cambio climático, la transición hacia una circularidad que disminuya la presión sobre los recursos, el reto de reducir la desigualdad, la mejora de la calidad de vida de las personas y la creación de ecosistemas como los espacios para abordar estos desafíos son algunos de los retos que, al menos, determinarán las agendas hasta 2030.

15-03-2023
Beatriz Aylagas, coordinadora de ESG de Ecoembes

Más allá de la dimensión, el volumen de negocio o el escenario de acción, incluso más allá de la necesaria robustez y viabilidad económica, las organizaciones no son ajenas al bienestar de las sociedades, porque de este bienestar depende su futuro dado que cada tiempo tiene sus exigencias, sus riegos y sus oportunidades.
 
La lucha contra el cambio climático, la transición hacia una circularidad que disminuya la presión sobre los recursos, el reto de reducir la desigualdad, la mejora de la calidad de vida de las personas y la creación de ecosistemas como los espacios para abordar estos desafíos son algunos de los retos que, al menos, determinarán las agendas hasta 2030.

Por ello, deberíamos preguntarnos por qué cada vez son más las empresas que asumen la ESG - medio ambiente, sociedad y gobernanza - como visión esencial sobre la que fundamentar sus estrategias, aunque la respuesta está ante nuestros ojos: las organizaciones sobreviven si saben adaptarse y, especialmente, leer bien los acontecimientos.

Así, las empresas y organizaciones, en muchas ocasiones, ya no van a remolque de lo que la sociedad les está reclamando, sino que se han convertido en impulsores del cambio, están empezando a ser auténticos movilizadores, anticipándose incluso a las propias exigencias legales o normativas. Muchas de ellas ya han dejado de medir el crecimiento y el bienestar solo con tangibles económicos, porque el desarrollo socioambiental necesita otros indicadores, otras formas de parametrizar los avances. Como recalca Naciones Unidas, el progreso ha de producirse “sin dejar a nadie atrás”.
 
Uno de estos pilares es sin duda la colaboración y la capacidad de generar alianzas para potenciar el diálogo y la acción, pasos previos si las organizaciones quieren establecer vínculos y compromisos con sus entornos sociales y ambientales. Así lo entendemos en Ecoembes, donde llevamos haciéndolo desde que nacimos hace más de 25 años.
 
Si bien nuestro propósito es contribuir a la sostenibilidad ambiental desde la circularidad de los envases, entendemos que son necesarias propuestas de valor añadido que dotan de significado este objetivo aportando impactos positivos.
 
Transitar hacia un verdadero paradigma de economía circular nos exige el uso de enfoques ESG, basándonos en los criterios de buena gobernanza y asimilando en nuestras estrategias los compromisos que adquirimos como organización hacia la sociedad y el medio ambiente.
 
¿Y cómo lo hacemos? En primer lugar, identificando aquellos campos de acción que impactan más en la sociedad y su progreso, como es el caso de la educación, la innovación, la integración social, la sensibilización ambiental o la participación de las personas a través de la ciencia ciudadana. 
 
Desde una visión socioambiental, construyendo sinergias muy bonitas y valiosas, que incrementan el impacto positivo generado, todas las iniciativas que proponemos desde Ecoembes tienen algo en común: una voluntad transformadora apoyada en alianzas y en un espíritu de colaboración basado en la voluntad de escalar los proyectos para llevarlos a dimensiones mayores gracias al trabajo en común con otras organizaciones. Además, se retroalimentan entre sí construyendo una red por el bien común.
 
Es, en realidad, trasladar a nuestra visión ESG el modelo de círculo virtuoso que ya representa por sí mismo Ecoembes, pues para llevar a buen puerto nuestro propósito contamos (y no sería posible de otro modo) con la colaboración de empresas, administraciones públicas y ciudadanos. Todos juntos hacen posible que movamos la rueda del reciclaje y esto nos permita siempre mirar más allá, con la ambición de ser un agente de cambio para un futuro más verde, más integrador y más próspero.

Esta tribuna forma parte del Dosier Corresponsables “GivingTuesday, un día para dar"